dilluns, 31 d’octubre de 2011

In Parque Nacional Tayrona

Después de unos días en Taganga y sus calles... digo rieras... nos hemos ido a pasar unos días a un eco-hostal llamado Yuluka, para visitar el Parque Nacional de Tayrona.

Tayrona es un Parque Nacional formado por una serie de preciosas playas de arena blanca y cocoteros protegidas por una cadena montañosa llena de selva... las típicas fotos de postal. En el parque no se puede circular con ningun vehículo, con lo que todo toca hacerlo a pié o en mula (a pié es más barato :-)). Recorrer las principales playas del sector sur del parque nos llevó unas 4h de caminata (2h para ir por el sendero de la selva, lleno de barro y otros restos de mula) y otras 2h de vuelta por el sendero de la playa, algo más planito y neto. La verdad es que vale la pena el paseo (al menos ir un día) porque el paisaje es espectacular y el rato que pasas una vez allí es super-relajante... no hay nada más que hacer que la vida contemplativa...


Las mejores playas son las de La Piscina y El Cabo San Juan, la primera (Arrecifes) no es apta para el baño por las corrientes (dicen que han muerto más de 100 bañistas). También vale la pena hacer snorkel (caretear que le llaman aquí): sin alejarme mucho de la playa vi morenas enormes, una barracuda, pezes ángel, pezes loro, etc. 


Para variar un poco la agenda playística y caminar menos, uno de los días lo invertimos a ir a visitar las cascadas Valencia para darnos un bañito en agua dulce, y el primer día a Playa Cocos, otra playa muy bonita fuera del parque. Aquí los buses colectivos o busetas son muy baratos, algo así como 1500 pesos (poco más de medio Euro) y te recogen y dejan en cualquier punto de la carretera.


Lo malo es que por la noche nos fusilaron los mosquitos en las cabañitas del eco-hostal (demasiado eco), aunque no sería nada con lo que nos esperaría en el tour de la Ciudad Perdida (aunque eso estará en otra entrada del blog).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada